Inicio  · About us  · Reseñas  · Luna Literaria · In my MailBox · Contacto 

10.4.11

La sonrisa Etrusca, José Luis Sampedro.


Un viejo campesino calabrés llega a casa de sus hijos en Milán para hacerse una revisión médica. Allí descubre su último amor, una criatura en la que volcar toda su ternura: su nieto, que se llama Bruno, como a él le llamaron sus camaradas partisanos.
También allí vive su última pasión: un amor que cubre con su luz los últimos momentos de una vida que, en su acabamiento, puede sentir su propia plenitud.

Bruno, el partisano, es un hombre de campo que llega a la ciudad a vivir con su hijo, su nuera y su nieto, un bebé al que le han puesto el nombre que él adoptó al hacerse partisano, Bruno, se traslada a Milán para tratarse de un cáncer al que él denomina La Rusca. Al llegar a la ciudad empieza a cuestionarse por amor a su nieto la moderna crianza que le están dando y también la que él les dio a sus hijos. Él interpreta este choque como una nueva guerra, en la que su objetivo es sacar del mundo moderno a las dos personas que más le importan: Brunettino: su nieto y relevo; y a Hortensia, la mujer con la que ha conocido una parte del amor oculta para él y de la que nunca a disfrutado.
Esta no es una reseña normal, no puede serlo porque La sonrisa etrusca es un libro especial, una lectura que me ha acompañado durante años, es por así decirlo mi libro de cabecera, el libro al que recurro cuando estoy enferma del cuerpo o de melancolía. Para situaros podéis pensar en la historia de  La princesa prometida, el libro que el abuelo lee al nieto para pasar el hastío que supone estar en cama. Y es que en La sonrisa etrusca también hay un abuelo, un hombre fascinante que se sabe sombra de lo que fue. Un hombre que vuelca toda su ternura en su nieto, desde el primer momento en que lo ve.
La sonrisa etrusca es la historia de dos mundos opuestos que se reencuentran gracias al cariño de un niño.
Es una novela que hace aflorar los sentimientos del lector, aquí lo importante no es tanto lo que sucede sino cómo sucede.
“¿Estará malito?, teme el viejo. Además, con esos chillidos del “no” se van a despertar los padres… Menos mal que no oyen, no son partisanos, niño mío. Duermen como burgueses… De todos modos no alborotes”
Aunque la trama en sí está ordenada de forma lineal, se da constantemente paso a los recuerdos de Bruno que nos hacen viajar al pasado, los flashbacks nos sirven para conocer al antiguo Bruno y para entender al nuevo. Todo contado desde la perspectiva de un narrador omnisciente. Un narrador que nos hace partícipes de lo que sienten los personajes, pero que consigue que sintamos por ellos lo mismo que siente Bruno.
“... el dolor de lo perdido en las últimas dentelladas de Rusca...”
Si hay una palabra para definir esta novela es tierna. 
Es la historia de amor entre Bruno, el partisano y Brunettino, su nieto, un amor que supera al amor filial, es el descubrimiento del otro  yo del viejo. El último regalo que recibirá Salvatore roncone, alias Bruno.
Puntuarla sería un poco redundante, porque ha sido evidente durante toda la reseña que es una novela sublime, donde sentimos a los personajes vivos, una novela imprescindible en cualquier estantería que se precie.


8 ☾:

~Lectora Voraz~ dijo... [Responder]

Oh, sí que parece un libro tierno (*_*)
Tiene muy buena pinta.
Gracias por la recomendación, guapa.

Besotes ^^

Liz dijo... [Responder]

oh, me lo apunto. Libros asi creo que valen mucho la pena ^^

Pasajes románticos dijo... [Responder]

He oído nombrar mucho el libro como uno de los que hay que leer si o si pero nunca me ha dado por ello xD
Me ha gustado muchísimo tu reseña! así que apuntado queda que seguro que está por la biblio y me lo puedo traer prontito.
Ya te contaré.
Un beso
Dácil

Anabel Botella dijo... [Responder]

Precisamente ayer estaba hablando de esta novela con mi hijo. Tengo ganas de probarla.

Olga Lunera dijo... [Responder]

No os lo penséis es un libro maravilloso que hay que leer al menos una vez en la vida.
Besotes wapas

Alice dijo... [Responder]

Que tierna que parece la novela :)

No es de lo que suelo leer pero por probar tanto al autor como uno de sus libros parece que éste sería un buen comienzo ;)

Un besote amore!

Nuria dijo... [Responder]

Ohhh me lo apunto. Gracias por la reseña guapa ^^

Besos

Iseo dijo... [Responder]

Me encantó, totalmente de acuerdo contigo, es una lectura obligada al menos una vez.

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, evita el spam.
Si quieres que te afilie o simplemente que te visite, utiliza el mail.

"No hay dos personas que lean el mismo libro"
Edmund Wilson.
¿Cuál es el que has leído tú?

Gracias por dejar tu comentario.